lunes, 9 de mayo de 2016

CAPÍTULO XXII. LIBERACIÓN DE LOS GALEOTES

Como ya todo sabéis Don Quijote es un personaje de unos 50 años que tras leer muchos libros de caballería, un género popular en siglo XVI, decide disfrazarse de caballero andante y embarcarse en una serie de aventuras con su viejo caballo Rocinante.
Tiene como fin "irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras y a ejercitarse en todo aquello que él había leído", pero como veremos no todas estas aventuras serán divertidas y graciosas ya que Don Quijote y su amigo Sancho pasarán por momentos de engaño y burlas.

Y... ¿Por qué digo que tendrá momentos de desgracias? Precisamente este capítulo es un ejemplo muy claro dónde Quijote es ridiculizado junto con su compañero Sancho por unos presos que ayuda a escapar. Tras ver a una serie de personas encadenadas siente que tiene que ayudarlos como caballero que es, para ello habla con los guardias y pide que los suelte, en ese momento comienzan a dudar de su estado mental. Quería poner en libertad a unos personajes que habían causado serios delitos, pero aun así Quijote insiste en preguntar qué han hecho en lo que ellos le responden por enamorado, por cantador, por hechicero...

Don Quijote insiste en que los suelte y en uno de los arrebatos suyos se ensaña con los 
guardias cayendo así en el suelo siendo pateado, en ese mismo instante se liberan los galeones poniendo a salvo a Don Quijote. Después de todo, él piensa que están en deuda pero...¿que quiere realmente de ellos?


Don Quijote como un caballero valiente que se piensa que es quiere a toda costa vivir increíbles aventuras para así por medio de sus hazañas poder impresionar a su dama 
Dulcinea. 

Así pues piensa que una forma de agradecerle lo que ha hecho por ellos sería contar esta hazaña suya a su amada, pero como delincuentes que eran se negaron ya que no que querían volver a ser capturados. Don Quijote vuelve a insistir y finalmente acaba apedreado y ridiculizado quedándose sin ropa.

Y una vez más la locura de este señor y su amor por los libros de caballería le trae problemas y desgracias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario